Unete a la Manada
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Tu Panel
• MI PERFIL •
Firma
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Últimos temas
» Hola soy nueva.
Jue Ago 29, 2013 4:52 pm por Virana

» Mi leon Kion
Dom Abr 14, 2013 12:15 pm por Virana

» Historia de Virana [Fan Fic]
Dom Abr 14, 2013 9:06 am por Virana

» El Reino de Siari [Foro Amigo]
Dom Abr 14, 2013 8:41 am por Virana

» A tale of two brothers... (Versión de TLK4)
Dom Abr 14, 2013 6:00 am por Nando

» "Las Tierras del Reino". Foro Amigo. ¡¡¡ Únanse!!!
Dom Abr 14, 2013 5:57 am por Nando

» Mi presentación....
Dom Abr 14, 2013 5:51 am por Nando

» Especies permitidas de RP
Jue Abr 11, 2013 7:56 pm por Virana

» Requisitos para ser miembro del STAFF
Jue Abr 11, 2013 5:02 pm por Virana

Galería


Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro



Mejores posteadores
Virana
 
Nando
 
Kondira
 

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Miér Abr 02, 2014 9:06 am.
Afiliaciones

A tale of two brothers... (Versión de TLK4)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A tale of two brothers... (Versión de TLK4)

Mensaje por Nando el Dom Abr 14, 2013 6:00 am

A tale of two brothers.

“Un hermano nunca te dirá lo que quieres escuchar
pero puedes contar con que siempre te dirá la verdad
y te aconsejara lo que es mejor para ti.”
Capítulo I. “Nuevos reyes, nuevos príncipe.”

El sol comenzaba a salir y a iluminar la sabana africana y dentro de ella la majestuosa roca leonina. De a poquito se introducían algunos rayitos en el interior de esta, hasta darle en la cara a Kovu. Eso hizo que respingara y se despertara. El león bostezo y se estiro. Miro a Kiara con ternura y por un memento pensó en lamerle la mejilla pero luego decidió que no, ya que podría despertarse. Se levantó, salió a afuera y allí se sacudió su pequeña melena. Luego bajo de la roca y comenzó a caminar por el sendero que conducía al manantial, en realidad al lugar al que se dirigía era ese.

Al llegar, al manantial se puso a beber agua… Mientras que en la Roca del Rey, Kiara se comenzaba a despertar. Bostezo y miro a su lado, no estaba Kovu por lo que se levanto y se dirigió al manantial; posible lugar en el que estaría.

Cuando llego; efectivamente estaba él allí, bebiendo agua serenamente. Antes de acercarse a él, se detuvo un tanto lejos y comenzó a observarlo. Ella consideraba a Kovu un gran león, noble y entre otras cosas… lo consideraba un hermoso león; hasta ella misma se consideraba afortunada al haberlo conocido y más tarde haberse casado con él. Suspiró y comenzó a acercarse sigilosamente hacia él para darle un susto.

Kovu bebía agua tranquilamente cuando la tierra comenzó a moverse, lo sentía debajo de sus patas; estrategia que le había enseñado Zira. A medida que Kiara se acercaba, podía sentir su olor. Cuando estuvo lo suficientemente cerca de él, entonces se dio cuenta que efectivamente era Kiara. “No te gastes, ya sé que eres tú… No lograras asustarme, Kiara”

“Oh, ¡Rayos!” Se quejo Kiara mientras reía. “¿Cómo amaneciste?”

“Muy bien, ¿y tú?” Le pregunto.

“Excelente.” Le respondió ella.

“Y… ¿Él pequeño “Kovu Junior”?” Pregunto Kovu bromeando pero refiriéndose al bebe que esperaba Kiara.

“¿Cómo sabes que es un Kovu Junior? Quizás sea una Kiara Junior.” Bromeo Kiara. “Hablando enserio, hay veces que siento como pequeñas pataditas, otras en las que no sé como dormir. Entre otras cosas, no me gusta anda quedarme quieta y no hacer nada.”

“Bueno, sabes que es por el bien de nuestro hijo o hija.” Dijo Kovu.

“Lo sé.” Contesto Kiara acurrucando su cabeza en la melena de su esposo.

Ambos estuvieron por un buen rato hacia hasta que Kiara se separo y pregunto. –Oye, ¿Cómo es que haces para saber que siempre estoy detrás de ti?

“Es muy fácil, primero que nada siento tu olor y segundo presiento que alguien se acerca detrás de mi.” Le explico Kovu.

“¿Cómo es que lo haces?” Pregunto Kiara, algo curiosa.

“Bueno, lo siento en la patas. Mira primero debes…” Dijo Kovu pero fue interrumpido por Simba que lo llamaba. “Debo irme, querida, después te enseño, ¿Si? Ah, y procura regresar a la Roca del Rey, cazar no puedes.”

“Lo sé.” Dijo riendo Kiara y Kovu se fue corriendo hasta donde estaba Simba.

Ambos empezaron a caminar las tierras del reino. Por una parte para vigilar que todo estuviera en orden, y por otro lado para enseñarle algo más a Kovu. El león de color chocolate escuchaba con atención todo lo que Simba le enseñaba, y él se daba cuenta de esto… Por lo que esa mañana decidió anunciarle a Kovu que dejaría el puesto de Rey para el Kiara y él lo aceparán.

Al llegar a la gran roca, Kovu no pudo aguantar no contárselo a Kiara y apenas entro a la cueva se lo conto… Pero apenas iba por “¿Adivina lo que Simba me dijo…?” Se detuvo al ver a todas las leonas reunidas en un círculo. Simba y Kovu entraron en el círculo y al ver lo que todas las leonas hacían reunidas, se quedaron atónitos, en especial Kovu. Ninguno de los dos se esperaba lo que sus ojos veían. Kiara había dado a luz a dos cachorritos.

Kovu se acercó a Kiara boquiabierto. “S-son m-muy bo-bonitos” Tartamudeaba del shock.

“¿Verdad que sí?” Dijo Kiara. “Son dos barrones.”

De repente, los dos cachorros abrieron los ojos por primera vez. El mayor tenía los ojos marrones y el otro verdes. Ambos intentaron caminar, pero tambalearon y collerón uno encima del otro. Era un momento hermoso, para los que estaban presentes e inolvidables.

“Mejor los dejamos solos.” Le susurró Nala a Simba.

“Buena idea.” Le respondió susurrando. “Afuera todo el mundo, démosle a la feliz familia un tiempo de privacidad.”

Todos salieron afuera y dejaron a los padres e hijos a solas. En ese en el que estaban los cuatro solos, ambos pensaron los nombres para los cachorros. Al mayor lo llamarón Asante, que significa “gracias” y al menor Haraka, que significa “veloz”.

El primero saco rasgos de toda la familia. Piel de Kovu, motas rojas que se convertirían en su melena. Ojos marrones. Panza, patas y hocico blanco. El segundo era de piel rojiza con motas amarillas. Su panza, hocico y patas eran grises. Sus verde oscuro.

Un par de días después, los animales comenzaban a acercarse a la Roca del Rey para la doble ceremonia; la presentación de los príncipes y la coronación de Kovu y Kiara.

Todos estaban ansiosos por llegar y conocer a los bebes. Cuando todos estuvieron ubicados, Rafiki pasó entre ellos, ya que a medida que pasaba los animales retrocedían dándole el paso mientras inclinaban la cabeza. Cuando subió a donde se encontraban Simba, Kovu, Nala y Kiara, el simio abrazó a los leones y saludo con una reverencia a Nala y a Kiara.

Entonces, el mono se aparto dándole espacio a Kovu y a Kiara para que rugieran. Primero rugió Kovu, luego Kiara y después ambos… Fue ahí que las leonas, Simba y Nala le hicieron eco a ambos mientras los animales hacían escándalos.

Al terminar, Rafiki continúo con la presentación de los cachorros. Primero, con Alba pulverizada, le hizo la marca a Asante. Luego lo tomo en brazos y en la punta de la roca lo levanto. Un rayo de luz toco al cachorro y todos se inclinaron ante él. Mientras tanto, su hermano observaba todo con una ingenua mirada. Luego lo bajo y lo dejo junto a su hermano y luego se fue junto a todos los animales.

En su baobab, Rafiki pintaba en el retrato de Kovu y Kiara una pata de león que simbolizaba que ambos ya eran reyes, mientras sonreía felizmente. Luego pinto a los gemelos, pero no tan contento. “Mufasa, tienes dos hermosos bisnietos y cuando sean grande yo creo que lo serán aun más…” Decía mientras pintaba. “Pero me preocupa que vuelva a suceder lo mismo que paso contigo y Taka…” Decía mientras se frotaba la barbilla con una mano y con la otra pintaba. “No me gustaría volver a vivir la misma situación, no; claro que no.”

De repente, la voz de Mufasa se escucho; como siempre solo él la podía escuchar. “Tú, junto a sus padres te encargaras de cuidarlos, educarlos y guiarlos por el buen camino.”

“Por supuesto, Mufasa. Con tu ayuda estoy seguro que no voy a fallar.” Decía terminando la pintura.
----------------------------------------------------------------------------------
Bueno, eso ah sido el primero capítulo.
Me gustaría aclarar un par de cosas: Número 1: -Alba: En las Crónicas del Reino es una flor roja a la que Rafiki muele y luego lo molido es lo que le pone a los cachorros (Simba y Kiara) cuando son presentados.
Número 2: La frase que puse debajo del título esta modificada por mi y la verdadera es esta: "Un amigo nunca te dice lo que tú quieres escuchar, te dice la verdad y lo que es mejor para ti."
Fue sacada de esta página: http://www.frasescelebres.net/frases-de-amistad.html es la cuarta frase...

En fin, espero que este capítulo les allá gustado. Si lo leyeron, no se olviden de comentar ya que eso me motiva a seguir escribiendo. Acepto sugerencias y comentarios positivos y negativos.
avatar
Nando
Rey y Reina

Masculino

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 13/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.